9 cosas que sólo un mercadólogo digital entendería

El marketing digital no es un trabajo para los débiles del corazón. Tus amigos creen que desperdicias tu tiempo en Facebook, y tus padres creen que sabes cosas "del Internet".

¿Pero qué es lo que realmente haces?

A decir verdad, el marketing digital es duro. Y esto es porque el espacio donde trabajas está en constante cambio.

Una vez que superas la montaña de términos y entras al meollo de la optimización de tasa de conversiones, email marketing y mantenimiento de la interacción social, quizás veas hacia atrás y te des cuenta de que es mucho terreno que cubrir y que pocas personas a tu alrededor sienten tu dolor.

Bueno, nosotros sí lo sentimos.

Es por esto que hemos compilado una lista de 9 gifs que sólo un mercadólogo entenderá.

Seas un social media manager, mercadólogo de contenidos, especialista en PPC (pago por clic), o algo en el camino, habrá aquí algo con lo que te identifiques. Incluso si no, siéntete libre de compartir este artículo para que tus seguidores vean que está compartiendo "cosas de marketing".

Sin más por el momento, ¡vamos con los gifs!

¡Obtén tu Ebook Gratuito!

En nuestro nuevo reporte de la industria, Estado del marketing automatizado, descubrirás los datos más actualizados de la industria, el desempeño de campañas por goteo, además de la segmentación y calificación de contactos.

Descargar mi Ebook

1. Cuando envías un newsletter con el enlace equivocado

Le ha pasado hasta al mejor de nosotros. En algún momento entre copiar el diseño del boletín, agregar un código UTM o simplemente al insertar tus links, alguna cosa puede pasarse de largo y el enlace incorrecto se termina enviando.

¿Eso te hace una mala persona?

No, pero te hace ver como un mercadólogo descuidado.

Para remediar esto, asegúrate de siempre probar tus correos antes de enviarlos. Haz el hábito de dar clic en todos los enlaces antes de presionar "enviar" y ahórrate las lágrimas.


2. Cuando un influenciador tuitea uno de tus artículos

¡Destapa la champaña! Un influenciador acaba de compartir parte de tu contenido.

¿Esto te vuelve famoso? No realmente, pero demuestra que sabes de lo que estás hablando.

El alcance de los influenciadores es una de las mejores formas de incrementar el alcance y la visibilidad de tu contenido. En Wishpond promovemos mucho la Técnica del Rascacielos de Brian Dean para amplificar tu contenido.

Promover tu contenido para que sea visible y compartido por influenciadores puede no ser fácil, pero es una meta de un mercadólogo digna de celebrarse.


3. Cuando descubres una llamada a la acción con alta conversión

Si has leído algún artículo sobre optimización de llamadas a la acción, habrás escuchado consejos como:

  • Haz tus llamadas a la acción orientadas a acciones
  • Haz tus llamadas a la acción orientadas a beneficios
  • Di exactamente lo que hará tu botón de llamada a la acción

La lista puede seguir, pero en algún punto tendrás que dejar de pensar en hipótesis y poner tus teorías en acción.

Dependiendo de lo que ofrezcas, diferentes llamadas a la acción tendrán más sentido en diferentes contextos. Pero eso no significa que no puedas descubrir una gema escondida que funcione mejor que tus otros llamadas a la acción combinadas.

Para nosotros, ha sido sencillo:

  • Empezar
  • Crear mi cuenta gratuita
  • Crear mi [inserta producto aquí]

¿Cuáles son las tuyas?


4. Cuando tu jefe cambia tus Indicadores Clave de Desempeño (KPI) a mitad del mes

No puedo hablar por ti, ya sea que tu KPI sea tráfico web, registros a un producto, suscriptores a un blog o alguna combinación, la forma en que planeas tus actividades de marketing varía.

Es por eso que los mercadólogos consideran tan frustrante cuando sus KPI les son cambiados a mitad del mes.


5. Cuando nadie comparte tus artículos

Has pasado horas trabando en un artículo de tu blog, hiciste tu investigación sobre los mejores tipos de contenido y atascaste tu publicación con tanto valor como sea humanamente posible.

Sin embargo, cualquiera que haya sido la razón, por un problema con tu encabezado, por cómo el tema resonó con tu audiencia, o por alguna otra cosa, la gente simplemente no compartió tu publicación.

¡Eso apesta!

Nos pasa a los mejores. Todo lo que puedes hacer es sacudirte el polvo y regresar a tu trabajo.


6. Cuando las personas descubren que aplicas retargeting en ellas

Seguido escucho cosas como “Veo sus anuncios en todos lados, deben gasta una fortuna en publicidad”.

La verdad es que no gastamos mucho en publicidad en Wishpond, pero sí invertimos en retargeting desde nuestras diferentes páginas de contenidos y blogs.

El problema es que mucha gente que no es mercadóloga no está familiarizada con el termino retargeting (o "redireccionar"), y decirle a la gente que básicamente los acosas en línea basándote en sus cookies, puede sonar un poco aterrador (por decir lo menos).

Como mercadólogos, todos estamos al tanto de lo efectivo que es el retargeting, pero puede volver una interacción social con un cliente potencial un tanto incómoda de vez en cuando.


7. Enterarte de que Facebook va a cambiar su alcance orgánico (otra vez)

Si eres un social media manager, las nuevas actualizaciones de Facebook pueden tener un impacto serio en la función de tu trabajo y sobre todo en su efectividad general.

Esto es especialmente cierto si tus contribuciones se miden con base en el alcance y la interacción en redes sociales.

Aunque sabemos que los cambios en Facebook son para mejorar la experiencia general del usuario (lo cual es muy bueno para nosotros como usuarios), como mercadólogos no podemos evitar sufrir cada vez que Facebook saca un nuevo cambio en su News Feed y debemos adaptarnos durante uno o dos meses.


8. Cuando ves un correo electrónico con Hola {{Nombre}}

Todo hemos escuchado que "la personalización es la clave del engagement". Y esto puede ser cierto cuando segmentas usuarios con base en intereses, ubicación, o la predisposición del comprador dentro de tu embudo de ventas.

Pero una vieja técnica de personalización - llámese el uso de etiquetas merge en un intento de aumentar las tasas de apertura de correos electrónicos- a veces puede ser contraproducente, especialmente cuando la etiqueta merge no corresponde con el nombre del usuario.


9. Tratar de entender la lógica del SEO

Todos sabemos que el SEO (optimización en motores de búsqueda) es crucial para cualquier negocio. El problema es que como mercadólogos, por mucho que queramos negarlo, en ocasiones las páginas terminan siendo rankeadas por términos diferentes a los que habíamos optimizado o recibirán picos de tráfico por motivos fuera de nuestro control.

Por más que puedas buscar en Google Analytics y usar tus herramientas de SEO, algunas veces al final del día sólo te quedas pensando… "¿yo hice eso?"


Eso es todo, amigos

Esa es nuestra lista de 9 cosas que solamente un mercadólogo digital puede entender. Estoy interesado en saber si te identificas con cualquiera de estos puntos.

¿Cuál es la principal lucha a la que tu equipo se enfrenta actualmente?

¿Hay algo que añadirías a la lista?

¡Házmelo saber!¡Me encantará leerte en los comentarios!